Siete puntos clave para vender cómics

odos los que nos dedicamos al negocio de los cómics deseamos vivir de ello, sin embargo son muchos los que desisten en el camino porque –admitámoslo– vivir de los cómics en latinoamérica es un negocio duro de roer ¿por qué sucede esto? las razones son muchas y en este espacio voy a exponer algunas de ellas, o por lo menos, las que he notado desde mi perspectiva en todos estos años de trabajo dentro del campo del noveno arte.

EL GUIÓN – Muchos historietistas novatos piensan a pies juntillas que el asunto de los cómics se reduce a dibujar bonito, saber muchísimo sobre anatomía y conocer a fondo los más recónditos secretos de la ilustración japonesa. No digo que el tener vastos conocimientos sobre técnicas de dibujo sea malo, al contrario, es una herramienta de gran valor; sin embargo, un buen cómic no se destaca únicamente por tener dibujos espectaculares –a algunos ni siquiera les importa, como Sergio Aragonés– , los cómics también necesitan de un guión sólido, bien construido, con giros argumentales y momentos que atrapen al lector. El guión es el corazón de todo cómic, es la ruta de navegación sobre la que trabaja el dibujante, con ella consigues a los personajes correctos, los escenarios ideales y las atmósferas necesarias para darle realce a las historias que vas a contar. Un cómic con dibujos sobresalientes pero de guión pobre es lo mismo que pagar a un puñado de actores ganadores del Globo de Oro para que actúen cualquier novela mexicana de tres pesos.

Sergio Aragonés, uno de los dibujantes de cómics más reconocidos del mundo.

DOCUMENTARSE – Para que tus guiones sean dinámicos y entretenidos, es imprescindible que conozcas muy bien a tus lectores; para ello se requiere leer mucho, escribir mucho, ver mucho cine y televisión –de todas las clases y géneros–, escuchar mucho la radio, navegar mucho en Internet, saber sobre temas de actualidad política, social, religiosa y cultural; empaparse sobre lo que esta de moda y, lo más importante, dar opiniones personales sobre todo lo anterior. Esto sirve para enriquecer tu perspectiva de la realidad, cuestionarla, debatir tus puntos de vista y armarte un criterio personal sobre el mundo que te rodea. Al poseer una visión critica de tu realidad puedes matizar mejor tus historias y dinamizar las situaciones que suceden en los guiones que escribas, así llenarás plenamente el gusto de tus lectores.

Hermano ¿Te interesa un cómic sobre los Testigos de Jehovah?

ENFOCARSE – ¿Has notado que casi todos los comerciales de productos de aseo van orientados hacia las amas de casa entre los veinticinco y cuarenta años? Una posición de lo más machista… pero efectiva. Esto sucede –y es socialmente aceptado– porque así como el grueso de los hombres no estamos interesados en comprar un suavizante para la ropa delicada, también resulta bastante difícil vender monopatines de skateboarding a las monjas. Hacer un cómic que deje feliz a todo el mundo es imposible, un suicidio comercial; debes y tienes que enfocar tus esfuerzos a un sector específico de la sociedad, por ejemplo, si me gusta escribir historias sobre vampiros y demonios pues necesito saber qué personas podrían estar interesadas en comprar mi producto, conocer sus costumbres, sus tendencias en la moda, su manera de hablar y comportarse, y los temas de los que hablan con frecuencia. El enfocar tu trabajo no solo consigue que tus cómics se vendan con mayor facilidad, sino que te puedes hacer a un buen grupo de seguidores de tu trabajo, o sea, ellos querrán que les proveas con frecuencia de material nuevo e interesante ¡Trabajo sí hay!

¡Suelte que es mía!

RETROALIMENTACIÓN – Un dicho popular reza que nacemos con dos oídos y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos. Tus clientes son el primer filtro de control para saber si estas haciendo las cosas bien, ellos mejor que nadie te pueden decir específicamente dónde estas fallando ¡y más te vale que atiendas lo que dicen! Existen –y los conozco– artistas del cómic que al lograr reconocimiento en el medio se les sube la fama a la cabeza y ya no atienden razones; esto siempre termina en un estrepitoso fracaso. Nunca pienses que tus lectores son estúpidos o que ellos dicen cosas sin pensar; tal vez y por razones lógicas tus clientes no hablen el mismo lenguaje técnico que tu utilizas para referirte a las historietas, pero si más de tres personas te dicen que esto o aquello se ve raro, suena extraño, le sobran pedazos o luce mal, pues tómate la molestia de ver qué sucede, a lo mejor allí se esconde una falla simple pero de gran relevancia que se te pasó por alto durante el proceso de creación. Si tus lectores se preocupan por hacerte notar tus errores es porque existe gente que lee tu trabajo y cree en tu talento. No los defraudes, jamás.

¡NO! ¡Escúchame tu a mi!

CONSTANCIA – De nada sirve sacar uno o dos tomos exitosos pero incompletos si no vas a darles continuidad, o si trabajas relatos de tomo único y sacas uno que otro por allá cada dos o tres años; eso te perjudica y te convierte en el peor enemigo de tu trabajo, ya resulta harto complicado seducir los gustos comerciales de los lectores como para que de buenas a primeras los dejes a la deriva por largos periodos de tiempo donde no sepan nada de ti o tus cómics. Hacer historietas es una tarea que requiere grandes inversiones de tiempo y paciencia, ingentes cantidades de dibujos, guiones y labor de campo; necesita que cuando acapares la atención del público estés dispuesto a satisfacer sus gustos con mucho, muchísimo material fresco, y sólo entonces el dinero se empezará a notar. Un historietista intermitente se olvida con el tiempo, obligándolo a empezar de cero una y otra vez, desgastando muy pronto su voluntad, empujándolo a abandonar nuevamente con la excusa de que es imposible vivir de los cómics.

La constancia tiene su recompensa.

CAPACÍTATE – Tus conocimientos también requieren que les prestes atención, necesitan estar actualizados y desarrollar nuevas técnicas y habilidades. Para ello te sugiero que te rodees de gente que se mueva dentro del universo de los cómics, no importa si son críticos, escritores, dibujantes, entintadores, coloristas o coleccionistas, entre otros. Compartir tu saber con personas que hablan tu mismo lenguaje te mantendrá alerta sobre los detalles que debes fortalecer, técnicas nuevas, trucos viejos pero desconocidos, soluciones ingeniosas para problemas frecuentes, material reciente y gajes del oficio.

EQUIPO DE TRABAJO – ¿Una persona trabajando sola puede hacer buenos cómics? si, pero le costará mucho tiempo y esfuerzo. Por regla general se recomienda que un cómic sea hecho al menos por dos personas (guionista y dibujante), esto permite alivianar la carga laboral y enfocar mejor el campo de acción de cada integrante. Los cómics de los gigantes del medio como Marvel o DC cuentan con tres y hasta cuatro artistas por publicación (guionista, dibujante, entintador y colorista) y en las grandes industrias del manga japonés un sólo número puede ser encargado a todo un ejercito de veinte creativos o más, lo que desemboca en gran cantidad de publicaciones en un breve periodo de tiempo invadiendo el mercado. Buscar gente que compagine con tus intereses no es tarea fácil, pero si das con un equipo de trabajo con el que te sientas a gusto los resultados saltarán a la vista muy pronto.

Vengadores ¡Unidos!

Por ahora es todo, sé que faltan muchos otros aspectos pero ya me he ido de largo con el tema. Espero que los puntos expuestos aquí les resulten de gran utilidad.

PostData: Ya renové mi carnet que me acredita como miembro de la Asociación Contra Los Chistes Pastusos –ASOCONCHISPAS– lo que me permite recordarle al humorista José Ordoñes una cosa…

*     *     *

Desde el tintero, un historietista.

Oscar Hernández.

HacheComics.

Anuncios

4 pensamientos en “Siete puntos clave para vender cómics

  1. Insisto en que la constancia es tambien pieza clave para la practica y a su vez perimite ver en que falla un dibujante y que progresos se han alcanzado. Y uno solo puede sacar un cómic, soy el mejor ejemplo de ello. Aún asi, es bueno tener al guionista que lo lleve por el buen camino cuando uno se descarrila.

  2. excelente guia , hay muchas cosas que he leido de este blog y no habia puesto en practica . gracias!!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s